top of page
Buscar

HÁBITOS QUE ABREN EL CAMINO AL ÉXITO

Actualizado: 4 ago 2020


 

Aunque siempre he sido una persona disciplinada, llegó un momento hace años atrás en que me encontraba siempre tan agotada y fundida con todas las cosas que hacía todos los días, rodando entre los roles de hija, madre, mujer, empresaria, que decidí comenzar a leer sobre como empresarios mundiales que admiro podían hacer todo lo que muestran al mundo y no parecer tan agotados como yo lo estaba.

Quería seguir luchando por conseguir la vida y el negocio al que aspiraba, pero sin dudas la fórmula que de manera intuitiva venía llevando, no me daba el resultado que quería. Algo hacía esa gente que yo no estaba haciendo. Ya en ese momento había vivido un proceso que me hizo entender que más allá del producto o servicio que vendía, el éxito de la mayoría de los empresarios que admiraba viene dado por lo que ellos hacen y cómo lo hacen, así que yo necesitaba encontrar ese “cómo” para aplicarlo.

Hay de hecho una técnica de PNL llamada Modelling o Modelado de la Excelencia que establece que es posible trabajar para desarrollar nuestros comportamientos teniendo como guía el comportamiento de otras personas que logran resultados excelentes. Y de hecho es lo que hace poderoso el que muchas mujeres emprendedoras de todo el mundo se reúnan a apoyarse en el espacio del Club de La Tribu teniéndonos a mí y a muchos otros expertos como mentores. Tenemos ahí la posibilidad de ver lo que a cada una le funciona e ir adoptando esos comportamientos, triplicando nuestros resultados.

Has visto cómo a una bailarina o una jugadora de tenis, por ejemplo, las ponen a ver videos de otras bailarinas y tenistas exitosas para que identifiquen sus técnicas y las intenten replicar en sus prácticas? De eso se trata. Y al final es comenzar a practicar, practicar y seguir practicando hasta que consigas hacer tuyos esos hábitos y por tanto también el éxito.



De todos los pequeños hábitos que fui adquiriendo en ese proceso, estos son lo que siento que jugaron un papel importante en que mi vida, personal y empresarial, comenzar a ser positivamente diferente y exitosa, así que estoy segura de que pueden cambiar tu vida también:





1 El Enfoque 80/20:


Vivía eternamente ocupada, sin días libres y trabajando hasta tarde siempre, pero por más que hacía, sentía que no progresaba. Seguro que a muchas les suena conocida esa historia. También estoy segura de que en algún momento has escuchado de la famosa regla 80/20, pero hasta que comencé a aplicarla en mi vida y el negocio fue que pude entender lo real que era. La mayoría nos ocupamos de la manera incorrecta, concentrando el 80% de nuestro tiempo en tareas que no son las que generan resultados, mientras ponemos solo el 20% en lo realmente importante; ejemplo de esas tareas menores serían: responder correos electrónicos, publicar en las redes sociales, contestar los mensajes de Whatsapp, entre otras. Tareas importantes llamamos por ejemplo a la planificación estratégica y el desarrollo de propuestas y proyectos. La idea es voltear ese comportamiento para dedicar el mayor tiempo a las cosas importantes. Te reto a tomar una semana como modelo y registrar diariamente lo que haces y el tiempo que le dedicas. Identifica aquellas actividades menores que te restan tiempo de lo importante y ponte como meta cambiar ese orden para la siguiente semana. Te vas a sorprender de la cantidad de ladrones de tiempo que identificarás. Si puedes delegar o automatizar muchas de esas tareas menores, todavía mejor. Vas a ver cómo tus resultados comienzan a dar un salto exponencial si persistes en este hábito.


 

2 Disciplina: Cosechas lo que siembras



“La disciplina es el puente entre las metas y los logros”

– Jim Rohn

El éxito se construye y requiere de mucho esfuerzo y disciplina. Me encuentro en el club con muchas emprendedoras llenas de sueños y deseos de éxito, pero no tienen la misma fuerza para todo el trabajo, constancia y empeño que esto implica. Aquí es donde se separan las emprendedoras de las que no lo son. Para tener éxito hay que estar decidida a trabajar para lograrlo, de lo contrario, si fuera tema de simplemente desearlo, todo el mundo fuera exitoso. Para poder asumir todos los retos que trae el viaje del emprendimiento, hay que ser super disciplinadas y dedicar tiempo a trabajar en lo que es realmente importante, como vimos en el punto 1. No es solo perseverar, es tener un plan, un orden, un tiempo asignado para lo que necesitas hacer, sí o sí, y comprometerte con cumplirlo. Cuando estás 100% comprometida explotas tu máximo potencial. ¿Cómo te va con este hábito de éxito?


 

3 SI a los retos, NO a los miedos


Uff, creo que este es el que más me ha costado, pero el que más me ha redituado. Porque ninguno de los dos puntos anteriores fueran posibles, si no hubiera cambiado mi mentalidad. Por mucho tiempo pensé que no estaba lo suficientemente preparada para cobrar, dejé pasar muchos proyectos que me podían llevar a un mayor nivel por no sentirme lista para asumirlo.


Este no es el mejor momento, no estoy lista, me falta certificarme en x tema, no tengo el tiempo o el dinero … fueron parte de mis excusas. Hasta que en una conferencia de TED Talks hablaron de este tema y me sentí “descubierta” y hasta avergonzada. Reconocí que estaba llena de miedos y decidí enfrentarlos. Así que me declaré amante de los retos y cuando alguien me ofrecía algún proyecto más grande de los que yo estaba acostumbrada, pero que se alineaba con mi propósito y me acercaba al crecimiento que quería, aprendí a callar mis pensamientos saboteadores que de inmediato llegaban y a decirme a mí misma: si te buscaron es por que estás lista, si otra persona confía en mí, yo también confiaré, esto es para mí y me va a encantar.” Y como tu cerebro cree justo lo que le dices, mis emociones comenzaron a cambiar, el miedo se comenzaba a convertir en emoción y las cosas comenzaron a suceder. Ha sido la mejor vía para desarrollar nuevas capacidades y adaptar mi cerebro a pensar en grande y no ponerme límites. ¿El miedo? Sigue ahí, siempre regresa, pero tiene que caerme atrás porque avanzo sin mirarlo. Dejar al miedo tomar tu control es encontrar las justificaciones perfectas para no salir de la zona de comodidad, donde nada nuevo sucede, donde existes, pero no vives.



¨He aprendido a aceptar el reto de hacer cosas que nunca antes he hecho. Crecer como persona y la comodidad nunca pueden coexistir juntos¨.


Virginia Rommetty

Directora ejecutiva IBM


Espero que estos pasos simples, aunque no tan fáciles, puedas aplicarlos y convertirlos en tus hábitos. Estaré atenta para leer los grandes logros que obtendrás al hacerlos tuyos.


124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Sin título-3-01.png
Sin título-3-08.png
bottom of page